Manifiesto Rodea el Parlamento (miércoles, 16 de enero de 2019)

En los próximos días se prevé la investidura del nuevo Gobierno andaluz, liderado por el PP, de la mano de Cs y de la extrema derecha de Vox.

Este hecho no se puede ver como el simple juego de la alternacia parlamentaria
puesto que se trata del primer gobierno que accede al poder con los votos de la
extrema derecha desde el bienio negro en la II República. Y lo peor que podemos
hacer es normalizar este hecho desde la inacción.

Sin duda, el nuevo Gobierno pondrá en marcha nuevos ataques contra los derechos sociales y democráticos y los servicios públicos, con privatizaciones y recortes de las políticas sociales.

Y supone una amenaza para los derechos de las mujeres y las políticas de
igualdad y contra la violencia machista. Además, se trata de un gobierno
orquestado desde pactos de sillón en Madrid con un partido, Vox, claramente
contrario al autogobierno de Andalucía y que pretende liquidar nuestra autonomía, llamado incluso a una nueva conquista.

Igualmente, tratarán de reforzar el discurso del odio y las políticas que criminalizan la inmigración, traicionando el legado histórico de Andalucía como sociedad abierta, solidaria y fraternal.

No nos mueve ningún signo de nostalgia respecto a décadas de gobiernos del
PSOE en la Junta que nos ha llevado a nuestra tierra a desequilibrios sociales
enormes, subalternidad política y alineación cultural.

Lo que nos mueve es un NO claro y rotundo a esta nueva vuelta de tuerca
neoliberal, a nuevos recortes, a nuevos ataques y por supuesto, un no al fascismo
y a la entrada de sus políticas en Andalucía, un no al machismo, a la homofobía, al racismo y al centralismo.

Por eso iremos a las puertas del Parlamento de Andalucía, a decir alto y claro que
el pueblo trabajador andaluz no va a consentir ningún recorte de derechos y no va a permitir ninguna vuelta atrás en las conquistas sociales.
Llamamos, por tanto, a toda la sociedad andaluza, a la clase trabajadora, al
movimiento feminista y al conjunto de los movimientos sociales, a la movilización permanente, a la vigilancia constante, para impedir cualquier paso atrás en nuestros derechos.

Andalucía no está en venta, nuestros servicios públicos no pueden venderse al mejor postor; los derechos de las mujeres no se negocian, fuera la manada fascista. Por el empleo, los servicios públicos, la renta básica; por los derechos de las mujeres; por nuestra cultura e identidad nacional; contra el fascismo, ni un paso atrás.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.