Solidaridad con las trabajadoras de Surfruit

El artículo recientemente publicado en el Diario Público “Explotación y trato vejatorio en un almacén de cítricos de Sevilla” ha generado una conmoción en la opinión pública ante la gravedad de los hechos relatados. En dicho artículo se hace mención al reciente análisis de la consejería de Agricultura, incluido a la propia Junta de Andalucía, que ha manifestado que “las mujeres viven una situación de precariedad laboral, con contratos temporales y jornadas parciales. Esto provoca menores ingresos y mayor vulnerabilidad”.

En ese sentido, también la parlamentaria Mari García Bueno ha hecho referencia “La precarización laboral de la mujer en el entorno rural está sujeta a sus grandes necesidades. Esto unido a las pocas posibilidades de empleo hace que aguanten tratos vejatorios con tal de salir adelante”.

Incluso el Alcalde de Tocina ha comentado para el diario que “desde el ayuntamiento mostramos ese día el apoyo en la plaza con los trabajadoras injustamente despedidas y esperamos solo que se solucione esta dificultad porque a las mujeres de estos pueblos les hace falta el trabajo”.

Sin embargo, y a pesar de los hechos y las evidencias, aún siguen sin aceptar la realidad, y no solo no la aceptan, sino que incluso, arremeten contra el sector más vulnerable, que son las trabajadoras que se encuentran de baja, y que abarca a casi el 20% de la plantilla, alegando que se trata de “enfermedades fantasmas”.

Ni las trabajadoras de Surfruit, ni el sindicato Cobas, vamos a entrar en guerra contra nuestros propios compañeros, sabemos que las empresas nos quieren enfrentados para que no se hable de las prácticas irregularidades que se vienen cometiendo y de la política de acoso que existe. De ahí, que pedimos no entrar en las provocaciones.

Sin embargo, esto no exime de la campaña pública que desde Cobas junto el resto de organizaciones políticas y sindicales vamos a poner marcha a nivel Estatal con objeto de denunciar no solo el acoso y la persecución de la que son objeto los trabajadores de Surfruit. Sino además de seguir denunciando el escalafón de la empresa, que vulnera los derechos de la plantilla antigua de Surfruit, así como la reincorporación de las trabajadoras despedidas.

No podemos permitir que una de las mayores fortunas de España como son lo Mora-Figueroa que viven principalmente de las subvenciones públicas, como son las ayudas de la PAC, comentan irregularidades como las que se suceden en Surfruit. De ahí que pedimos a todas las organizaciones políticas y sindicales, ayuntamientos, parlamentarios que se sumen a la campaña pública con el fin de denunciar esta realidad.

Basta de acoso

Por un escalafón que respete los derechos de la plantilla de Surfruit.

Reincorporación inmediata de las trabajadoras despedidas

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.