Retiran un expediente sancionador con clara vocación de represión sindical tras una concentración en apoyo al trabajador afectado.

El pasado 15 de diciembre nuestro compañero J.M., afiliado a CoBas, recibió un expediente sancionador por trate de la empresa Admiral en la que trabaja como agente telefónico. El motivo, según la empresa, era la mala actuación del trabajador en dos llamadas, una del año 2016 y otra reciente en la que se alega que dejó a un cliente 6 minutos de espera telefónica.

El verdadero motivo por el que se ha intentado sancionar a Jorge es la represión sindical. Jorge es el único miembro del comité de empresa que se ha negado a firmar el convenio al no haber sido consensuado por toda la plantilla. En la negociación se ha opuesto a que los derechos ya adquiridos sean únicamente para la plantilla sujeta al antiguo convenio, mostrando, además el descontento con varios artículos. Por si fuera poco, la actividad sindical del compañero ha sido denigrada, atracándose las comunicaciones de actos e informaciones sindicales del tablón de anuncios.

Hoy, miércoles 3 de enero, los sindicatos Cobas y SAT han realizado una concentración en la puerta de la empresa exigiendo la retirada del expediente sancionador y en contra de la represión sindical. Durante esta misma mañana se ha informado al compañero la retirada del mismo, lo que desde el sindicato lo tomamos como una victoria del compañero, un ejemplo de trabajador que lucha por las condiciones laborales de toda la plantilla, así como de la propia lucha obrera.

Desde aquí queremos mostrar nuestra enhorabuena al compañero y la alegría de esta batalla ganada en un momento donde aflora la precariedad y la represión sindical. 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.