Sábado 7-N 12:00 h. Marcha estatal contra la violencia machista en Madrid

Marcha 7N Madrid contra Violencia Machista

COMBATIENDO LA VIOLENCIA MACHISTA

+RECURSOS

-RECORTES

Somos 43 menos, y aún quedan dos meses para que termine el 2015. Esta es la cifra de mujeres asesinadas por violencia machista hasta octubre de este año.

Este número muestra de manera evidente que el machismo mata. El machismo, una ideología que solo sirve para mantener y beneficiar a unos pocos, esos que quieren defender a toda costa sus privilegios y sus multimillonarios beneficios. Hablamos de las multinacionales, de los bancos, de los gobiernos que garantizan su existencia a costa de alimentar opresiones y discriminaciones, las mejores herramientas para sobreexplotar aún más a los sectores más golpeados, como somos las mujeres trabajadoras o la juventud, así como para debilitar y dividir al conjunto de nuestra clase.

La violencia machista no es solo una conducta individual, sino que se perpetúa a través de instituciones como la iglesia, la escuela, la familia o con políticas y medidas como las aprobadas por los gobiernos que nos están haciendo pagar su crisis. Y aunque algunos hombres en concreto saquen ventajas personales o privilegios materiales, quien se beneficia de esta opresión es la burguesía, los patrones y la banca, que se apropian de la riqueza social que producimos la clase trabajadora.

Por tanto si el machismo divide y debilita a nuestra clase, y a esto le sumamos los ataques que las y los trabajadores estamos sufriendo, somos las organizaciones sindicales, populares y políticas de clase, las que debemos ponernos a la cabeza de esta lucha. La lucha contra el machismo no es solo de las mujeres sino de toda la juventud y la clase obrera.

TODAS Y TODOS AL 7N

Desde co.bas nos sumamos a las movilización estatal del día 7 de Noviembre (7N), contra las “violencias machistas”. Exigimos medidas urgentes para prevenir, atender y proteger a las mujeres contra la violencia machista, y llamamos a todas las organizaciones obreras, sindicatos, organizaciones populares, y movimientos sociales, a defender juntos estas reivindicaciones. Porque la lucha y la movilización en la calle, como las recientes marchas de la Dignidad, siguen siendo la principal herramienta que tenemos  para lograr nuestros derechos y reivindicaciones, y en este caso, para defender nuestras vidas. Necesitamos unidad para enfrentar los planes de ajuste, los recortes sociales y los ataques a nuestros derechos.

No podemos consentir que la violencia y el acoso sexual a mujeres en el estado español sigan aumentando, ni que las cifras de mujeres asesinadas no bajen de 50 ningún año.

No podemos permitir que el presupuesto destinado a la prevención de la violencia machista y a políticas de igualdad para el 2016 siga siendo un 17% menor que el de 2011. O que en los presupuestos generales del estado, el “Programa para igualdad de oportunidades” descienda en un 5,28% y se mantenga el recorte en atención telefónica que el año pasado cayó ya un 34%.

Además de tener menos recursos materiales, las mujeres trabajadoras más precarias, las jóvenes, las inmigrantes, las desempleadas, ni siquiera disponen de ayudas sociales suficientes por parte del estado y las comunidades autónomas para escapar de la violencia doméstica.

UN ATAQUE MÁS SÚTIL

Cada vez se pone más en evidencia otro tipo de violencia hacia las mujeres, un ataque más sutil que está presente en el desempleo, en la brecha salarial que no deja de aumentar, en la precariedad, en los contratos temporales, en los despidos motivados por embarazos o permisos para afrontar los cuidados familiares. Está presente en la privatización de los servicios públicos que nos obliga a asumir la responsabilidad del cuidado de mayores, dependientes y menores. Está presente en las violaciones o agresiones que no se denuncian por miedo, o en la homofobia presente en los sectores más jóvenes; en la eliminación de una educación sexual y en valores de igualdad en la escuela pública, y también cuando se obliga a las menores de 16-17 años a ser madres forzosas, porque no pueden decidir libremente la interrupción de un embarazo no deseado en la sanidad pública.

Y sobre todo sigue estando presente cuando los intereses de la deuda que se pagarán en el 2016 ascienden a 33.554 millones de euros, mientras que el presupuesto para el programa contra violencia machista es tan solo de de 25,2 millones.

Por eso, desde co.bas os animamos a todas, y a todos, a salir a la calle el próximo 7N en Madrid para luchar contra todo tipo de violencia hacia las mujeres y para defender las reivindicaciones de las mujeres trabajadoras, que indiscutiblemente tienen que ser también las del conjunto de nuestra clase.

¡¡PARTICIPA CON NOSOTRAS Y NOSOTROS!!

SÁBADO 7 DE NOVIEMBRE A LAS 12 HORAS

La Marcha saldrá desde el Ministerio de Sanidad en el Paseo del Prado hasta Plaza de España.

¡¡NI UNA MENOS!!

Anuncios

Los comentarios están cerrados.